Burt's Bees
Estamos todos conectados

Estamos todos conectados

¿Cómo nos introducimos dentro de todo lo que sucede en la naturaleza? ¿Qué ocurre cuando otras especies empiezan a desaparecer?

La deslumbrante variedad de vida en la tierra, en todas sus formas, es lo que llamamos biodiversidad. La forma en que los seres vivos interactúan es como una orquesta; cada individuo depende de las acciones de otros para tener éxito. La biodiversidad es lo que nos da comida, agua, ropa y refugio, lo esencial de la vida, y mucho más. En este momento, nuestra orquesta intrincada y salvaje está perdiendo jugadores, ya que las poblaciones de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios disminuyeron en un 60 % de 1970 a 2014. ¡Es hora de hacer sonar la alarma!

¿Por qué es importante la biodiversidad?

E.O.Wilson, un científico ganador de un premio Pulitzer y profesor de Harvard (conoceremos más acerca de él en breve), describe la disminución de las especies en estos términos: “La pérdida de una especie clave es como un taladro que perfora accidentalmente una línea eléctrica. Hace que las luces se apaguen en todas partes”. Aquí hay algunos ejemplos de lo que la pérdida de una especie puede significar para el mundo.

  • Desglose de la cadena alimentaria

Las abejas y otros insectos recolectan polen mientras zumban de planta en planta, polinizando a medida que avanzan. La polinización es lo que nos da las flores, semillas y frutos. Sin los insectos, perdemos prácticamente toda la sección de productos de la tienda de comestibles y los diversos nutrientes que necesitamos para estar saludables.

Los insectos de todo tipo son una fuente de alimento crucial para las aves y los peces: cuando los insectos desaparezcan, ellos también desaparecerán. No hace mucho tiempo, un parabrisas de automóvil al final de un viaje de verano estaría manchado con bichos; hoy no tanto. Un estudio en Alemania mostró una disminución del 80 % en el volumen de insectos de 1989 a 2013. Otro estudio en Puerto Rico mostró un volumen de insectos a principios de la década de 2010 sesenta (60) veces menor que el registrado a principios de la década de 1970.

  • La vulnerabilidad del desastre natural

Los arrecifes de coral absorben el impacto de los huracanes y las olas de tsunamis, y son el hogar de casi el 25 % de toda la vida marina. A medida que mueren, sus habitantes y nuestras costas pierden su protección.

  • No hay medicamentos nuevos

De acuerdo con E.O.Wilson, preservar las especies y mantener la biodiversidad es crítico para los humanos por lo que otras especies potencialmente podrían ofrecernos en forma de medicamento. “La vinca de Madagascar proporcionó la cura para la enfermedad de Hodgkin y la leucemia linfocítica infantil, la corteza del tejo del Pacífico ofrece esperanza para las víctimas del cáncer de ovario y de mama, una sustancia química de la saliva de las sanguijuelas disuelve los coágulos sanguíneos durante una cirugía, y más”.

  • Extinción generalizada

Algunos científicos han comenzado a referirse a esta era como la sexta extinción masiva, debido a la increíble velocidad con la que las especies de la Tierra están disminuyendo. Un estudio mostró que, de “casi la mitad de las especies de vertebrados conocidas, el 32 % está disminuyendo”, y en un grupo de 177 mamíferos, “todos han perdido el 30 % o más de sus áreas geográficas y más del 40 % de las especies han experimentado una disminución severa de su población”.

 

Nuestro equipo de apoyo a la biodiversidad

Al apoyar ecosistemas en desarrollo, apoyamos también a todos los seres vivientes, incluyéndonos. Establecimos la fundación Burt’s Bees Foundation en 2007, y hasta la fecha hemos otorgado $3,5 millones en subvenciones para apoyar el trabajo relacionado con la salud humana y ambiental.

Lamentablemente el ser humano puede representar un peligro para las abejas, por lo que desde Burt’s Bees hacemos nuestra parte para apoyar a nuestros polinizadores favoritos. Desde el inicio del Problema de colapso de colonias en 2007, Burt’s Bees Foundation y la organización Rural Advancement Foundation International han plantado más de 5.000 acres de plantas para insectos polinizadores, que respaldan a miles de acres más de campos de cultivo cercanos con servicios de polinización y reducción de plagas. También hemos emprendido iniciativas que han apoyado la investigación, la educación y la conservación de los polinizadores. Dichas iniciativas afectan en última instancia a más de 145.000 acres de forraje saludable para polinizadores en las granjas y distribuyen 15 mil millones de semillas de flores silvestres.

En 2018, Burt’s Bees se unió al proyecto Half-Earth Project de la fundación E.O.Wilson Biodiversity Foundation en su objetivo de conservar la mitad de la Tierra. ¿Por qué la mitad? Dicha fundación ha determinado que, si protegemos la mitad de la superficie de la Tierra, el 85 % de las especies o más también estarán protegidas. “Con la mitad o más”, como dice su sitio web, “la vida en la Tierra estará segura”. Los científicos estiman que hay 13 millones de especies en el mundo, y solo hemos identificado alrededor de 1,75 millones de ellas. Por lo tanto, a través de esta asociación, estamos apoyando el mapeo de más de 5.000 especies de abejas para informar las prioridades de conservación para las generaciones futuras.

Qué puedes hacer para proteger la biodiversidad

  • Encuentra tu espacio natural

Familiarízate con el aire libre que está justo detrás de tu puerta. Encuentra un parque local para explorar, realiza una caminata guiada por terrenos protegidos, estudia los insectos y aves locales, o dedica un tiempo a dibujar las flores de tu jardín. Cuanto más conozcas, más te importará.

  • Reducir, reutilizar, reciclar, no contaminar

Puede parecer sentido común, pero hacer un esfuerzo general para hacer el bien al medio ambiente beneficia directamente a la biodiversidad. Puedes intentar reducir los desechos domésticos y reciclar de manera más diligente, optar por el transporte con bajas emisiones, instalar un barril recolector de agua de lluvia, elegir una protección solar sin químicos; cualquier elección que hagas que te ayude a mejorar el planeta es una buena opción.

  • Plantaciones locales

Si estás listo para plantar un jardín, asegúrate de llenarlo con plantas que pertenezcan al lugar donde vives. Las plantas nativas están preparadas para manejar el clima del lugar donde vives, naturalmente apoyan a los insectos y aves locales, y pueden ayudar a controlar los extremos de tu área en lo que respecta a los niveles de agua y la prevención de plagas. (Además, es más probable que sobrevivan; estarás haciendo lo correcto para la naturaleza).

  • Plantaciones para polinizadores

Otra sugerencia para tu jardín es elegir plantas locales específicamente para atraer polinizadores como abejas y mariposas. Puedes plantar un jardín para insectos polinizadores en recipientes (quienes viven en apartamentos pueden usar un alféizar o incluso un techo) o en la tierra. Cuantas más variedades de flores, plantas y árboles tengan los polinizadores para visitar, más sano será su entorno y sus ecosistemas.

  • Comer alimentos locales, orgánicos y sustentables

Puede que no sea realista hacerlo todo el tiempo, pero siempre que sea posible, busca alimentos locales que hayan sido cultivados responsablemente, apoya las granjas orgánicas que no usen pesticidas y fertilizantes convencionales, y compra mariscos de origen sustentable que no se hayan pescado de una manera que dañe el ecosistema.

 

Ser una #FuerzaDeLaNaturaleza

Tal vez estés plantando un jardín, sacando desechos de un río local o comprando verduras de un granjero del mercado de tu vecindario, sea lo que sea, ¡compártelo con nosotros! Queremos ver cómo estás apoyando tu rincón del mundo y reconectándote con el aire libre. Comparte y etiqueta tus fotos (somos @burtsbees_mexico en Instagram) y enséñanos cómo se ve una verdadera #FuerzaDeLaNaturaleza.